20 de julio de 2012

Presentación RONGORONGO en Barcelona

Ayer, jueves 19 de julio, tuve la inmensa alegría de presentar Rongorongo por primera vez ante un atento y entusiasta grupo de amigos en el Café Versalles de Barcelona, durante un acto informal, ameno y divertido, que espero haya gustado a todos tanto como a mí. Aunque ya se sabe, cómo es de especial para un autor, presentar su primer libro por primera vez… Así que supongo, no lo veo objetivamente, pero sinceramente, pasé una tarde maravillosa, en compañía de muchas personas a quienes aprecio y estuvieron allí para compartir conmigo esos momentos y ofrecerme constantes muestras de cariño. 
Comienzo de la presentación, con Francesc Amorós. Foto: A. Gordillo
Abrimos el acto con la interpretación del himno rapanui a Hotu Matu’a, el I'He A Hotu Matu'a, como muestra simbólica de respeto. 
Foto: A. Gordillo
Llevaba tiempo sintiendo la necesidad de contar algunas de mis sensaciones en Isla de Pascua, un lugar que sin duda no deja indiferente a nadie que lo visite, sobre todo si es por un tiempo prolongado y se tiene la oportunidad de convivir con las costumbres de su gente. Y digo sensaciones, y no experiencias, porque todas las situaciones que se dan en el libro son ficticias, historias basadas en lo que vi o viví, pero modificadas; no es un libro autobiográfico, aunque tenga como es lógico, tintes personales. Cuando creí que estaba preparada para hacerlo, debía elegir la trama argumental,  un tema histórico, alguno de los tantos enigmas por desvelar sobre la historia de la isla. La escritura rongorongo venía interesándome desde hacía tiempo. Aunque no constituyó mi tema de investigación durante mi estadía, leía todo lo que llegaba a mis manos sobre el tema, que me fascinaba cada vez más. Así que no me costó mucho tomar una decisión para iniciar la aventura de una nueva novela, Rongorongo, y pronto elegí este tema apasionante  como telón de fondo.
Preparando la presentación, con Francesc Amorós y Montserrat. Foto: A. Gordillo
Conjunto Manavai, preparando su presentación. Foto: A. Gordillo
Francesc Amorós. Foto: Pablo López
A seguir, el profesor Francesc Amorós, autor del libro Rapa Nui: Un mundo perdido al este de la Polinesia (2010), un presentador de lujo, entrañable, y amante de la cultura rapanui y su gente, realizó la lectura de un fragmento del prólogo que él tuvo la amabilidad de escribir para Rongorongo. Un prólogo que de más está decir es mucho más de lo que el libro merece, y que además descubre aspectos del mismo que ni yo conocía. Debo advertir que no es un tópico. Los que habéis asistido a varias presentaciones, sabréis que muchas veces el autor hace este tipo de comentarios, que a veces tan solo parecen frases hechas, pero no es así, yo he sentido esto mismo al leer el prólogo de Francesc. 
Foto: Violant Muñoz


Los kohau rongorongo
Luego, a modo de introducción sobre la trama argumental del libro, hablamos de las tablillas rongorongo, los problemas para conocer su origen, datación, posibles significados y las investigaciones en curso, para llegar a la conclusión de que por mucho que disertemos, poco hay para decir en concreto sobre estos temas de los que tanto se ha especulado. Un verdadero enigma de improbable solución, que me llevó a elegirlo como telón de fondo para Rongorongo. 

Luego pasamos el BookTrailer, un pequeño trabajo hecho entre amigos, por si alguien no había tenido la ocasión de visionarlo, como una breve introducción al tema del libro, a lo que pasamos a continuación: entrar en los entresijos de la novela, sus principales personajes, los lugares por donde se mueven y el mensaje, o los mensajes, que la historia pretende transmitir.

Un momento de la presentación sobre las tablillas rongorongo. Foto: A. Gordillo
Ha sido realmente estimulante constatar el interés de muchas personas que se atrevieron a formular preguntas y plantear dudas sobre diversos temas de Isla de Pascua y de la trama del libro, a lo que encantada intenté responder de la manera más clara posible. Àngels Om, autora de Siete historias (2011), quería saber si en el libro presentaba algún tipo de hipótesis como cierta sobre el significado de las tablillas. José Luis Giménez, autor de varios ensayos y novelas, el último de ellos Ensoñación del chamán (2012), tenía curiosidad respecto a la noticia tan divulgada en internet sobre los cuerpos de los moai, Alfonso Gordillo preguntó si existían tablillas similares en otros puntos de la Polinesia, y Xavier Higuera, buen amigo y ávido lector, tenía interés en conocer aspectos más generales, concretamente, si la ciencia había establecido de forma inequívoca la procedencia polinésica de los habitantes de Pascua, mediante análisis genéticos o métodos similares. Todas preguntas muy interesantes, que sin duda enriquecieron la velada.
Àngels Om formulando una pregunta después de la charla, sobre la novela. Foto: Cindy Maureira
Atenta a la pregunta de Xavier Higuera. Foto: Cindy Maureira
Respondiendo a la pregunta de José Luis Giménez, sobre los cuerpos de los moai. Foto: Cindy Maureira
Con Eva Muñoz. Foto: A. Gordillo
He recibido mucho cariño y ánimo ayer, de amigos que con su inestimable colaboración, su apoyo, su fuerza, su paciencia, o nada más (y nada menos) que con su compañía en este, el primer acto de presentación de mi trabajo, han estado de una manera u otra a mi lado en el proceso de gestación y lanzamiento de Rongorongo. Mencionaré  algunos aún a sabiendas de que iré a herir la sensibilidad de aquellos que mi memoria despistada olvide. Francesc Amorós, recién llegado de un largo viaje por América del Norte para asistir a un congreso, que se presentó puntual y animado al Café Versalles para acompañarme en este día y leer parte del prólogo de la novela, del cual él es autor.  Eva Muñoz Senarriaga, poetisa que hace poco ha comenzado sus pasos, lenta pero firmemente con su poemario Canela en el tintero (2012), de exquisita delicadeza, quien me animó en todo momento en esta arriesgada pero emocionante aventura, y me ayudó al final del acto en la tarea de venta del libro. ¡Muchas gracias! 
Con Pablo López. Foto: Pablo López
A Fran Recio, por su confianza y apoyo en temas relacionados con el proceso de escritura no de éste, pero de otro escrito que publicaré más adelante sobre Gaudí, y por su labor ayer como fotógrafo (aunque aún no me llegaron las imágenes y por ello no aparecen en esta crónica). También por convidarme a compartir en repetidas ocasiones en su espacio radiofónico. A Pablo López, director de otro gran programa de ciencia y misterio, Los Misterios nos Miran, por venir ayer, invitarme a su espacio radiofónico y hacer difusión de Rongorongo. Violant Muñoz y Manuel Saavedra, de Ediciones Dédalo, tampoco faltaron a la cita y me alegré mucho al verles. Me hicieron sentir aún más en familia, si se podía más. Mi más sincero agradecimiento a todos ellos, y también al Café Versalles por su calurosa y entusiasta acogida en un local emblemático y lleno de historia de Barcelona. 
Jean Marie Morel. Foto: A. Gordillo
Terminamos el encuentro con una fantástica representación de uno de los temas musicales protagonistas de Rongorongo, TagiTagi, una suave aparima que aparece entre diálogos y ensoñaciones de sus protagonistas, interpretada por el Conjunto Manavai y bellamente bailada por Jean Marie Morel. Las danzas rapanui, y polinésicas en general, deben bailarse desde el corazón, sintiendo la sensualidad en ellas contenidas, y Jean Marie, aún no siendo rapanui, consigue dar la carga de sentimiento necesaria. Cuando le pedí que me acompañara en la presentación y me regalara con esa bella danza, no sólo me respondió con un sí instantáneo, sino que manifestó una gran alegría por el hecho de poder asistir al acto y colaborar en algo que estaba directamente relacionado con Isla de Pascua. Tanto ella, como el resto de los componentes del grupo, se mostraron encantados de poder participar y colaborar, demostrando ser personas entusiastas y desinteresadas en su incansable labor como divulgadores de la cultura musical rapanui.
Jean Marie Morel bailando Tagi Tagi. Foto: Cindy Maureira
Gracias a los excelentes músicos del Conjunto Manavai: Rene Canales, Manuel Díaz, Manuel Yañes, Manuel Flores, Pablo Herrera, Cos, Niko, Pablo y Claudio, y al coro: Angélica, María Angélica Guerra y Carolina Escárate.
Los músicos y el coro del Conjunto Manavai. Foto: A. Gordillo
Gracias a los bailarines, Jean Marie Morel, Oriana Navarro, Carmen Escárate y Gino Cartagena. ¡Tremendos! ¡Fascinantes! ¡Muchas gracias compañeros, me habéis hecho un hermoso regalo!
Ver actuación Conjunto Manavai (2 min, cortesía Pablo López)
Los bailarines del Conjunto Manavai. Foto: Violant Muñoz
Con María José Pérez Jover.
Foto: Pablo López
Finalmente, el acto terminó con la acostumbrada firma de ejemplares, durante la cual vi caras conocidas que me fue gratísimo volver a ver, y me sorprendí conversando con personas que habían seguido la trayectoria de Rongorongo, personas que no conocía y que se acercaron a la presentación para saber algo más del mismo y llevárselo, en algunos casos. Mientras yo no tenía tiempo de conversar y firmar para todos los amigos que deseaban llevarse el libro dedicado, algunos tomaban una copita de cava, ¡y yo con una sed de muerte y nadie se acordó de traerme una! ¡Jaja! Bueno, es una broma, aunque es cierto que no conseguí tomar nada… Muchísimas gracias a todos, y espero sinceramente que haya sido una grata experiencia. 
José Luis Giménez, Marta Embid y Mario Ortega. Foto: Violant Muñoz
Sandra Galley y Nacho González. Foto: A. Gordillo
Con José Luis Giménez. Foto: Violant Muñoz
No salen en las fotos pero también estuvieron Elena Serra (una de mis más antiguas amigas), Kim Gerdes, Virginia y compañía (amiga de Alejandro), Floreta Maruca y compañía, Violant Muñoz y Manuel Saavedra, Núria Asperilla, Xevi Hernández (que venía de Manresa especialmente al acto), Aldo Wanderlekis (otro uruguayo-español, como yo, a quien conocí en un viaje de avión que hacía el trayecto Montevideo-Barcelona, el año pasado), Mari Carmen (que vino con José Luis, en la foto), José Triviño (poeta), Miguel Ares (crítico literario, con un muy buen blog, El Poder De Las Letras Escritas), Angelique Pfitzner (autora de la recientemente publicada Compulsiva obsesión), y amigos del Conjunto Manavai (Fermín Andueza, Claudio Barrientos, Isaac Cerdà, Patricio Covarrubias, Cindy Maureira, Karen Cerda). Y más nombres, que no consigo recordar… Gracias!
Con Àngels Om y su sobrina Sandra (falta Irina, que andaría conversando con el conjunto rapanui).
Foto: A. Gordillo
Susana Villafañe, Fran Recio, Eva Muñoz y Lola Mariné. Foto: Violant Muñoz
Deseo mencionar también a algunas personas muy especiales que no pudieron estar con nosotros ayer, pero que nada les hubiera hecho más felices: mi padre Carlos y mi tía Marga (que están en Montevideo) y mi hijo Diego (que está en La Serena, Chile). Eché mucho en falta su compañía, pero también sé que estaban conmigo en sus pensamientos. Por todo esto, yo creo que más que una simple presentación de un libro, este encuentro ha sido una calurosa y emotiva celebración, en la que la presentación de Rongorongo fue tan sólo una excusa para compartir con todos los asistentes el fruto de un trabajo de meses, pero que contiene una parte importante de mi universo personal desde que en 2003 tuviera la fortuna de pisar por primera vez aquel trocito de tierra en el medio del océano: Te Pito o Te Henua
Carmen Escárate, Cindy Maureira y Jean Marie Morel con el libro. Foto: Carolina Escárate
Con Conjunto Manavai. ¡Artistazos! ¡Gracias a todos! 
¡Y a todos vosotros!

14 comentarios:

  1. Gracias guapa. Fue un verdadero placer escucharte.
    Un beso.
    Àngels.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Àngels, y muchas gracias por traer a tu familia y obsequiarme con ese ramo de flores increíble!!!!!

      Eliminar
  2. Fue una presentación estupenda, Alex.
    Que tengas mucho éxito con el libro.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Lola, me alegra que hayas venido, de verdad.

      Eliminar
  3. Coño, que buena pinta tuvo eso... lástima que estuviéramos tan lejos...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ha sido muy chulo sí, Luis, fue una tarde preciosa.

      Eliminar
  4. Inesperada y emocionante esa mención final a la familia del otro lado del Atlántico... pero estábamos también allí en el Café Versalles! Un abrazo fuerte de "la tía Marga".

    ResponderEliminar
  5. Querida amiga Alex,
    Te deseo mucho èxito. Enhorabuena. Felicidades. Beso.

    ResponderEliminar
  6. Fue una presentación fantástica. Como tienes un gran conocimiento del tema y además le pones pasión y amenidad... espero de veras que salga adelante con buenas ventas. :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias a todos por vuestros comentarios!!

      Eliminar
  7. Todos son bien merecidos!!!... Sentí que estuve ahi.. bueno siempre lo pensé desde que me comentaste sobre el libro o más bien de la creación de éste... Hace feliz a mi alma saber que hay muchas personas de buena fe y con mente amplia y curiosa por conocer más de nuestra cultura, sea ficción.. siempre tiene algo de verdad.. X

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mauru'uru Sol, es un honor tu comentario, considerando que eres rapanui. Aroha nui, hongi. Iorana!

      Eliminar